Aprende a preparar un caldo para aumentar las defensas naturales

 

Los suplementos naturales y los medicamentos son una solución a la que se suele acudir cuando se busca una opción para prevenir enfermedades infecciosas o tratar problemas de tipo inflamatorio. De todas maneras no hay que olvidarse de la existencia de cierto tipo de alimentos que también pueden ayudarnos en este tipo de labores.

En este caso te enseñamos una muy rica receta con excelentes propiedades para la prevención de situaciones en las que se inflame el organismo.

Preparación

Necesitarás las siguientes verduras: brócoli, ajo, cebolla y apio. Además vas a usar cúrcuma en polvo.

Empezarás poniendo a cocer las verduras y las hortalizas con un poco de agua y la cúrcuma en polvo. Deja esta preparación por unos 40 minutos o un tiempo menor en caso que lo estés haciendo en una olla a presión.

Como lo que nos interesa en este caso directamente es el caldo, las verduras las puedes aprovechar para la preparación de otras comidas si así lo quieres. Algunas recomendaciones son:

  • Rellenar una tortilla con ellas.
  • Pueden servir de guarnición para otros platos.
  • Hacer una salsa de tomate y verduras.
  • Hacer un revoltillo con huevo.
  • Preparar una crema de verduras.
  • Rellenar tartas saldas.
  • Las puedes consumir directamente.

Respecto al caldo lo puedes preparar en grandes cantidades para que te dure por unos tres días como máximo y así evitar tener que repetir este proceso una y otra vez.

¿Cómo se toma el caldo?

Cada día vas a tomar tres tacitas de este caldo antiinflamatorio. Sepáralas antes de las comidas para que su efecto sea más potente para la salud del organismo.

Puedes regular su consumo según la temporada, así que en las épocas de frío será más útil, tanto por su temperatura como por la baja en defensas que se suele presentar en este momento del año.