Esta innovación, conocida como loseta de caucho, conocido por muchos como; ‘’Pavimento amortiguador de rápida instalación y seguridad para aéreas exteriores’’. Las mismas, se pueden considerar como un pavimento de seguridad para los parques de recreación infantil, estas ofrecen, además de su función de amortiguación, una fácil y rápida instalación y mantenimiento.

Los suelos de loseta de caucho están fabricados con granulo de cauchos reciclados, cohesionado además, mediante ligante de poliuretano.    La loseta de caucho nos brinda una mayor seguridad a la hora de llevar a nuestros pequeños al parque, ya que, sirven de amortiguación a la hora de que tu pequeño se caiga o tropieza mientras juega en el parque.

La loseta de caucho también tiene otro uso, como por ejemplo; en el gimnasio, zonas peatonales, rocódromos o centro de escalas, y esto es, porque tiene un nivel muy alto de resistencia a los golpes. Además de eso, la loseta de caucho es un objeto respetuoso al medio ambiente, ya que para su creación, se utiliza caucho reciclado. Pero ¿Qué propiedades contiene la loseta de caucho? Estas, aparte de contener caucho reciclado, contiene otro tipo de propiedades, que ayudan a que tenga ese aspecto que causa sensación de amortiguación, estas propiedades son las siguientes; amortiguador de impacto, antideslizante, máxima durabilidad y resistencia al desgaste causados por el uso, las lluvia o algún otro cambio de temperatura, al que la loseta este expuesta, y contiene un excelente sistema de drenaje de agua, para cuando llueva o cuando este sea lavado. Asimismo el material hace que, este no decolore por ende, es recomendado para zonas de juegos infantiles, rehabilitación, geriátricos, fábricas, gimnasio, entre otras zonas para las cuales podría funcionar la loseta de caucho. La loseta de caucho, además, puede ser colocado tanto en el interior, como en el exterior.

Via Acelogomats

 

En la actualidad el cuidado del medio ambiente es fundamental, hacer de nuestro mundo un lugar más sano es tarea de todos. Las PAREDES VERDES, son reconocidas no solo por contribuir con la ecología, sino también por embellecer cualquier entorno, son prácticamente jardines verticales, ideales para incorporar a patios o terrazas   áreas verdes en lugares donde es imposible plantar de manera directa en la tierra.
Hoy en día son muchas las alternativas para incorporar este tipo de pared, desde la reciclable con materiales de desecho, hasta aquella un poco más elaborada y por tanto costosa. Para resolver esta situación, existen opciones a tomar en cuenta, por ejemplo los nuevos sistemas de celdas metálicas pre ensambladas.
Con él, se logran superficies vegetales fáciles de conservar, con sustrato continuo,  buena anatomía y mantenimiento mínimo, donde se puede incluso incluir sistemas de riego automático que permitan el máximo aprovechamiento del agua.
La principal ventaja que ofrecen las PAREDES VERDES, es su propiedad descontaminante, ya que su sistema de ventilación, se encarga de trabajar con filtro para guiar en aire contaminado hacia el sustrato, es allí donde los microorganismos fijan los contaminantes y retornan un aire totalmente limpio a la atmósfera.


En lo que se refiere a la parte acústica, remplazan a los otros tipos de paneles utilizados generalmente en bordes de autopistas, carreteras o aeropuertos, por nombrar algunos, ya que absorben las ondas sonoras en vez de rebotar el sonido.
Si se habla en términos climáticos, instalarla en fachadas de edificios, permite la regulación de su temperatura, debido a que está comprobada la disminución de hasta 12° en el interior de los mismos, que cuentan con un jardín vertical.
Es por todas esas razones que son cada vez más utilizadas, y es que por donde se mire, las PAREDES VERDES ayudan a conservar el medio ambiente y son ideales para realzar la belleza que  otorga la naturaleza.

 

 

La mayoría de las casas utilizan energía proveniente de grandes plantas eléctricas, que pueden usar compuestos tóxicos para el medio ambiente, pero que permiten que las familias accedan a electricidad de forma rápida y segura.

Hoy en día, las personas están teniendo una mayor concientización con respecto al medio ambiente, y desean hacer que sus casas sean espacios mucho más ecológicos, y la mejor forma de hacer, es haciendo que la electricidad obtenida no contamine el ambiente.

Hay muchas casas que tienen ideas ingeniosas para mantenerse con electricidad, sin necesidad de dañar al medio ambiente.

Casas con energía solar

Las casas de energía alternativa, que deciden usar el sol, se pueden clasificar en cas que usan células fotovoltaicas tradicionales, o casas que usan la energía solar junto con el agua.

La primera opción, la de las casas con células fotovoltaicas, apuesta por la implementación de paneles solares en espacios especiales de la casa, donde el sol pueda llegar y pueda permitir que la casa se mantenga iluminada por un largo tiempo.

Las casas que usan paneles solares, cuentan con techos especiales, donde se instalan los paneles y los hacen ver como si estos fueran parte de la estructura de la casa. Esto hace que la casa obtenga energía limpia y renovable, sin necesidad de dañar la fachada del hogar, que puede ser importante para la familia.

Las casas que usan al sol y el agua, lo hacen con la intención de mantener calefacción directa en las llaves de agua de la casa y mantener espacios calientes durante las épocas de frio. Este sistema es efectivo y es económico.

Casas con energía eólica

Las casas con energía eólica no son muy frecuentes, pero han demostrado ser efectivas para mantener un flujo eléctrico limpio y renovable constante en el hogar. Para que una casa funcione con este sistema, debe instalar una turbina de aire en el techo de la casa o en el patio.

La turbina no debe ser muy grande y por lo general, necesita de ayuda de otras fuentes de energía renovable para hacer que toda la casa  sea independiente de la energía de las empresas eléctricas.

Las casas con energía del agua

Este tipo de casas con energía hidráulica no están bien desarrolladas, ya que no se han encontrado proyectos de crear casas a gran escala que usen la energía de los ríos o riachuelos para generar electricidad. Aunque, se han venido creando proyectos en solitario y de forma casera.

Mas info en:

 

El año pasado, la compañía de impresoras 3D italiana WASP dio a conocer la impresora 3D más grande del mundo. Es una torre hexagonal gigante de 40 pies de alto y 20 pies de ancho. El tamaño de la máquina, que se llama delta grande, no era un intento de entrar en el libro Guinness de los Récords Mundiales, era más un intento de llegar a la utopía (WASP es sinónimo de “Proyecto de ahorro de avanzada del mundo”). La impresora está hecha para construir casas, en lugares remotos, las cuales podrían necesitarlos, de forma barata y del material que se encuentra allí.

“Lo que estamos haciendo es un experimento que es un poco ‘extremo’, dice Maurizio Andreoli, el portavoz de WASP. “Nadie ha impreso nunca tierra y paja. Con este primer módulo de estar queremos demostrar, incluso a nosotros mismos, que podemos hacerlo.”

Ellos están demostrando actualmente sólo eso. En una comuna llamada Massa Lombarda, en la provincia de Ravenna de Italia, han comenzado a construir su “Aldea Tecnológica”, denominado Shamballa. Ahora han producido una pared de la altura de una persona de tamaño promedio.

Según WASP, su extrusora gira suciedad y paja que se combinan con un mezclador y una azada motorizada en un “material reforzado con fibras como un material compuesto.” El grupo afirma, utilizando su tecnología, “Dos hombres pueden construir un refugio en una semana.” Y que el refugio no tiene que ser en forma de caja o formas aburridas. Las paredes pueden curvar y ondularse, las casas pueden estar libres de esquinas y los techos pueden estar bien tensados.

La actual pared, está hecha de dos capas reforzadas por líneas onduladas en zig-zag en su interior. Porque es hueco, podría ser llenado con un aislamiento o algún tipo de sistema de ventilación. Pero este primer prototipo no será para vivir. WASP planea demolerlo y utilizar el material fibroso para la construcción de nuevas estructuras.