¿La calefacción puede afectar tu salud?

Ha comenzado la época de frío y con el también han llegado las “peleas” en algunos hogares sobre cuál debe es la temperatura que debe tener la calefacción. Asimismo, cuando abusas de la calefacción esta puede empezar a afectar tu salud y haciendo que para ti sea más difícil poder adelgazar.

En muchos lugares suelen presentarse los distintos “conflictos” que están relacionados al ajuste del termostato de la calefacción, debido a que algunas personas suelen sentirse rápidamente acalorados por la calefacción, mientras que otros argumentan que deben poner la temperatura más alta para no tener frío, pero ¿Quién tiene la razón sobre eso?

¿Cuáles son los efectos que tiene la calefacción que afectan la salud?

No obstante, algunos estudios realizados han estudiado y demostrado que cuando se usa la calefacción en exceso puede traer efectos secundarios sobre de la salud de las personas. Por esta razón, lo más ideal y recomendable es que no se abuse del sistema de climatización, por ello, en el día puede estar a un máximo de 21ºC, sin que supere nunca los 23ºC.

De esta manera, si la temperatura de la calefacción es superada puede afectar la salud de cualquier persona de la siguiente manera:

Más riesgos de alergias

Los sistemas de calefacción se basan principalmente en la realización de movimientos en los flujos de ellos. Por lo tanto, al mismo tiempo estos arrastran el polvo haciendo que las personas puedan presentar más riesgos de padecer alergias.

Provoca resfriados y gripes

Cuando la calefacción se encuentra demasiado alta o lleva muchas horas encendida, el ambiente suele resecarse de una manera excesiva y con él a su vez también puede resecar las fosas nasales de una persona, por ello, pueden propiciarse el desarrollo de algunos microorganismos que dan pasó a resfriados y gripes.

Predispone padecimientos de dolor de cabeza

Si sueles sufrir o padecer constantemente de dolores de cabeza, no te conviene que te excedas con el termostato, ya que al estar en un lugar donde el calor es seco y a su vez hace que la sensación de embotamiento pueda incrementarse.

Tus ojos sufren

Por lo general, sientes que tus ojos están enrojecidos, resecos o fatigados cuando te encuentras en un lugar que tiene la calefacción demasiado alta, lo que debes hacer es evitar estar expuesto a este tipo de ambiente. Del mismo modo, puedes usar lágrimas artificiales y aplicar un poco en tus ojos para que puedas hidratarlos.

Dificultad para dormir bien

Para dormir bien la temperatura de la calefacción debes estar entre 17º y 20º C y la humedad debe ser de 50 a 70%. Por lo tanto, si el ambiente está muy seco puede hacer que te cueste respirar, impidiendo así que tu descanso sea reparador.

Puedes sentir más cansancio

Cuando se abusa demasiado del exceso de calor que emite la calefacción puede tener un efecto durante el día muy similar al de algunos excitantes, es decir, que primero estimularán tu actividad y luego hará que te sientas cansando.

Por ello, debes tener en cuenta que cuando abusas de la calefacción esta puede hacer que te sientas más cansado.