Partes de una bobina

 

Esto es algo que toda persona que esté estudiando un área de electrónica, electricidad o física debe conocer, bien sea porque es estudiante o está en un campo laboral, esto es muy importante que se conozca y por ello la empresa de grupos electrógenos Regruel nos informa al respecto.

La bobina está conformada por una gran cantidad de pequeños elementos que le permiten funcionar al mismo, no es sólo una pieza solida y única como tal, si no la fusión de varias.

Es indispensable conocer cada uno de estos complementos, dado que si se daña alguno puede afectar el funcionamiento de la bobina, pero con el conocimiento de toda la estructura es posible reemplazar sólo la pieza daña sin necesidad de cambiar toda la bobina.

Claro está, esto es dependiendo del daño que se haya hecho en la bobina, puesto que algunos problemas pueden destruir por completo el complemento.

¿Qué es una bobina?

Una bobina es un mecanismo que se encarga del almacenamiento de una energía proveniente la cual es transformada y condensada en un campo magnético.

Esta energía posteriormente es utilizada (dependiendo del tipo de bobina) para accionar a la bujía, proporcionando la energía necesaria para generar la chispa.

Construcción de una bobina

Está constituido por una bobina conductor, la cual está formada por alambre de cobre o hilo esmaltado en cobre el cual sirve para conducir la electricidad.

Un núcleo el cual se encuentra formado por aire o también puede ser hecho con material tipo ferroso como por ejemplo el acero magnético, esto es para aumentar el magnetismo del campo proporcionado por la bobina.

Están también los conductores, los cuales pueden estar fabricados por circuitos integrados, se utiliza un proceso que es similar para realizar microprocesadores. Aquí se hace uso del aluminio como principal material conductor.

Sin embargo existen muy pocos circuitos integrados que utilizan inductores dentro, generalmente es mucho más sencillo el uso de un girador (tipo de circuito) que hace que el comportamiento del condensador sea de inductor, esto es mediante un operador amplificador.

Partes de una bobina

Una bobina cuenta con una serie de partes que en conjunto forman el circuito, son las siguientes:

Culata: Está constituida por material ferromagnético, esta sustancia por la cual está diseñada la pieza, mediante la transmisión eléctrica le permite la producción del flujo magnético.

Devanado inductor: Este posee una única función y es que al ser recorrido por una corriente eléctrica, transforma estas energías en flujo magnético mediante el sistema de espiras que posee.

Pieza polar: Constituye una parte integrada en el circuito magnético de la bobina, está ubicada entre el entrehierro y la culata, incluye al núcleo y por su puesto a la expansión polarizada.

Expansión polar: Es una parte de la pieza polar la cual se encuentra próxima al inducido, además de esto bordea al entrehierro.

Núcleo: Este es el centro de la bobina, es la parte del circuito o sistema el cual se encuentra enrollado por el devanado inductor ya mencionado.

Polo auxiliar o de conmutación: Este es un polo magnético, el cual funciona como suplemento, puede estar provisto de devanados, este se encarga de implementar una correcta conmutación.

Se emplean usualmente en maquinas de gran y mediana potencia.

Existen además unas bobinas muy pequeñas, las cuales únicamente tienen un uso de frecuencias realmente altas, y que poseen un conductor que pasa a través de un espacio de manera de cilindro formado por granulado o ferrita.

Cabe destacar que a la bobina también se le puede llamar inductores, y los mismos son utilizados para el almacenamiento de energía condensada en un campo electromagnético.

Es importante el brindar un mantenimiento a las bobinas, mantenerlas libres de polvo y limpias para que puedan funcionar de la manera correcta.