SISTEMA DE GOBIERNO ECLESIASTICO

El orden gubernamental es una faceta por la cual deben regirse los diferentes países del mundo, y no solo en la parte política sino en los diferentes sectores de la sociedad, para que pueda establecerse un orden lógico de manera que los sistemas de gobierno puedan lograr la estabilidad y tranquilidad del pueblo en general. Las diferentes instituciones tienen como objetivo establecer elecciones para elegir sus nuevos administradores, por ejemplo una empresa de calzados, alimentos, tecnologías, entre otras, donde al igual que un sistema de gobierno nacional, se necesita elegir todo el andamiaje que permitirá a la empresa marchar de manera saludable.
Hay que mencionar que dentro de los sectores de la sociedad se encuentra el sector eclesiástico, regido por los designios de los integrantes de la iglesia católica, una de las principales corrientes religiosas del mundo, con millones de feligreses en todo el mundo. La principal autoridad de la iglesia católica siempre ha sido el Papa, quien dictamina los nuevos estándares en donde debe entrar la iglesia. La base de su gobierno se encuentra en El Vaticano, que es definida como la Santa Sede, en donde periódicamente el Jefe de la Iglesia Católica es el responsable de establecer conferencias referentes a la acción de la iglesia ante los principales problemas de la sociedad en general.
El sistema de gobierno eclesiástico ha sido establecido desde hace mucho tiempo, con la elección del Papa, que es prácticamente el responsable de regir los destinos de la iglesia católica. Su elección se establece luego de que el Papa en ejercicio haya fallecido o renunciado a su cargo casos manifestados en los últimos años. El Papa Juan Pablo II murió a inicios del siglo XXI, por lo que tuvo que elegirse en un conclave en la Catedral de San Pedro, el responsable de dirigir la Iglesia Católica.
El Conclave se define como una elección interna en donde participan los personajes de la iglesia católica que ostentan cargos de renombre, por ejemplo cardenales, monseñores, entre otros, quienes son los que tienen la fuerte responsabilidad de elegir al nuevo Papa, por lo que debe celebrarse una votación de calidad para que se pueda establecer un nuevo sistema de Gobierno eclesiástico.
Luego de la muerte de Juan Pablo II, fue electo el papa Benedicto XVI, quien años después por causas privadas renunciaría a su cargo, teniendo que celebrarse un nuevo conclave, que sería histórico para la trascendencia del sistema de gobierno eclesiásticoporque con la mayoría de votos sería electo el Primer papa Latinoamericano que en este caso sería el Papa argentino Francisco I, quien desde su elección ha demostrado su preocupación por los distintos temas de la actualidad mundial, donde la iglesia desea participar para conseguir diálogos que permitan la instauración de soluciones a los diferentes conflictos.
Precisamente el sistema de gobierno eclesiástico ha surgido como una alternativa de paz para todos los países en donde no se logra establecer un diálogo que pueda unir a todas las partes que conforman un conflicto político, territorial, bélico, económico, entre otros.
Una de las características con las que debe contar un sistema de gobierno eclesiástico es la credibilidad y transparencia tanto del Papa, como de las personas de confianza con las que cuenta el líder de la iglesia católica, y ello se ha demostrado en las diferentes consultas que Jefes de gobiernos del mundo así como actores de relevancia del mundo político han logrado establecer una serie de encuentros en la santa sede para conseguir soluciones a distintos conflictos que mantienen en vilo a la sociedad del siglo XXI.

Por todo esto, la importancia del Sistema de Gobierno Eclesiástico es fundamental para lograr establecer un orden supremo en las actividades que rigen la movilidad del planeta tierra.